domingo, 25 de septiembre de 2011

Triunfo con sabor especial

Bajo la voz silenciosa del estilo propio de un grande, el equipo de Nervión sigue sumando resultados positivos ante adversarios de talla, y ante adversidades que, a veces, rondan el hilo entre lo posible y lo imposible, como ha resultado ser la trabajada victoria 1-0 ante un Champions como es el Valencia CF ... con gol de Kanouté.

La victoria de hoy son de esas que la gloria del triunfo tiene un sabor especial, debido a las dificultades que ha habido que superar a lo largo del partido. Cuando te quedas con diez el campo se te hace mucho más grande, y tienes que multiplicar los esfuerzos, pero si te quedas con nueve ... el terreno de juego se te hace el desierto del Sahara ... es inmensa la superficie a cubrir y es casi imposible no dejar espacios franqueables por el contrario, por lo tanto, el rival te sacude sin piedad por los cuatro costados y es casi imposible no doblar la rodilla ante este tipo de situaciones. Pero la situación se complica aún más, si enfrente, cara a cara, tienes a unos de los gallitos de la categoría, y todavía más si te anulan un gol totalmente legal.



Muy feas se pusierón las cosas para los nervioneneses con las expulsiones de Trochowski y Escudé, quedando casi un tercio de partido todavía por jugar ... Sólo un equipo con hechuras de campeón podría aguantar una situación tan negativa. Pero el equipo de Marcelino nos ha demostrado hoy que son las dificultades las que te dan la oportunidad de ser grande, y los de la Bombonera no han perdido la ocasión para dejar patente que este equipo los tiene bien puestos, como tiene que ser, para seguir perteneciendo a la élite futbolística. Eso sí, con nueve jugadores sevillistas sobre el césped, casi cuarenta mil almas sevillistas en la grada y el eterno infinito del tercer anillo empujando, codo con codo, hacia un objetivo común ... la victoria ...



Esta victoria y la forma de conseguirla seguramente habrá defraudado a muchos cantamañanas antisevillistas que no tienen reparo en inventar, reinventar, distorsionar, y si llegara el caso, hasta de mentir, con tal de que la realidad coincida con sus deseos, que no es otro que seguir por sistema buscando la cara de la noticia que más perjudica a la entidad sevillista ... Caso es el de Paco Cepeda cuando opina que un Sevilla con dos jugadores menos se empeñeció durante la segunda parte ... claramente no fue el mismo partido el que ambos vimos ...

En cambio, los sevillitas podrán sentirse orgullosos de cómo se ha defendido hoy en la Bombonera los intereses de unos colores, de un sentimiento ... Cuando hubo que jugar al fútbol se tiró del talento, y cuando hubo que ponerse el mono de trabajo y defender el resultado se estuvo impecable, como jabatos ... ¡¡Viva el Sevilla y el Sevillismo!!





1 comentario:

Silbato Sevillista dijo...

Estoy de acuerdo contigo compañero, el partido de hoy ha sido un autñentico ejercicio de fe, de casta y de coraje, lo que necesitabamos para hacer piña y que el equipo crea en sus posibilidades.

Que siga la racha!!!