viernes, 19 de febrero de 2010

Apoyemos a la cantera sevillista

Aunque con un poco de retraso, me gustaría tratar un tema que me parece lo suficientemente importante para tratarlo aunque sea tarde. Diego Rodríguez, entrenador de nuestro Sevilla Atlético hasta hace sólo varios días, ha sido destituido, y ello me ha producido un gran malestar, porque Diego ha defendido siempre nuestros colores con el máximo ahínco, pero las cosas no le han salido como esperábamos o deseábamos todo el sevillismo. Comprendo que nuestro Consejo de Administración haya tenido que tomar esta decisión tan desagradable para todos, pero el fútbol es complejo, injusto y a veces, tiene estas cosas.


El Sevilla Atlético desde que empezó el campeonato se metió abajo en la clasificación, y con un equipo tan joven, con calidad pero con mucha falta de oficio, es difícil competir con éxito con equipos que poseen jugadores que, a veces, les doblan la edad a nuestros chavales y que compensan indiscutiblemente la menor calidad con una experiencia en la categoría.

Por otra parte, es más fácil para los árbitros aplicar el ordenamiento arbitral a veces, a rajatabla a chavales de 16 años como los del Sevilla Atlético, que a tíos treintones que saben no solo dar sin dar con intención, y encima que no le vean.



Así son los soplapitos … que para ser malos son los mejores ¿Cuántos partidos ha acabado el Sevilla Atlético en inferioridad numérica? Es que va a resultar ahora que los chavales de diecitantos años son más leñeros que los treintones. Haber cuando se marchan de una vez todos estos soplapitos inútiles y empieza a cicatrizar esta herida crónica que tiene nuestro fútbol con los impertinentes llamados árbitros. Me rió yo de los jueces de la contienda.

Por otra parte, el sevillismo no responde como debería, acudiendo a la Ciudad Deportiva cada domingo para ayudar a formarse en la competencia a nuestros jugadores y contribuir con ellos a conseguir que nuestro Sevilla Atlético saque los partidos adelante.

Este equipo ha sido el bálsamo del sevillismo en muchas ocasiones. Ahora el Sevilla Atlético necesita nuestra ayuda y la afición sevillista no puede ni debe hacer oídos sordos, ni mirar hacia otro lado … Ayudemos a nuestro Sevilla Atlético. Abarrotemos el domingo nuestra FútbolFactoría.

1 comentario:

Ravesen dijo...

El gran problema es que si el Sevilla At pierde la categoría, también la perdería el Sevilla C, que está haciendo una temporada soberbia en Tercera. Séría un varapalo serio para la cantera. Por eso las decisiones drásticas.

Un saludo